Las Personas son y serán lo más importante en las empresas

 

logos-marcas-coches

Los avances a los que se enfrenta el sector de la automoción en la actualidad son trepidantes. Por ello, es tan importante estar informados y bien formados, la formación continua por parte de todo profesional, indistintamente el puesto que ocupe en cada empresa, debe ser una prioridad si no se quiere quedar rezagado frente al mercado y la competencia, invertir en la formación propia como empresario, y en la del equipo de profesionales que nos acompañan a diario, es una inteligente inversión que tendrá resultados, ya que lo que aprendimos ayer, muy posiblemente no nos valdrá para el mañana, por lo que la figura del profesional pasivo y “adormecido” es contraproducente para sí mismo y para el negocio.

Nos encontramos en un momento de la historia donde toca atreverse a repensar, y hacerse las preguntas adecuadas, diseñando o rediseñando nuestra empresa desde adentro, para poder adaptar nuestro modelo de negocio a la nueva realidad, al nuevo tipo de cliente, estando en el mismo lado que el consumidor.

14485059023_9e2f09fb8e_o.jpg

Todos los avances tecnológicos, sumado a la movilidad en el uso de Internet,conseguirán acelerar el progreso; pero no debemos olvidar que el principal activo de cualquier empresa es y serán las personas. Son los profesionales que trabajan en cada empresa el verdadero motor que consigue hacer funcionar el negocio, y estos mismos, serán quienes dependiendo del uso que les den a las nuevas tecnologías, creen un verdadero valor diferencial en los servicios que se presten al cliente. Por lo que, es por las personas por donde se debe comenzar la transformación que es tan necesaria para tener un negocio rentable,  adaptable al nuevo mercado, en definitiva un negocio con futuro.

Una empresa no podrá ser digital y estar adaptándose continuamente a los cambios que vayan llegando y evolucionar, si no cuenta con profesionales que verdaderamente sepan y crean que existen cambios, y que sean los propios profesionales los que quieran cambiar para adaptarse a las nuevas necesidades que requiere el mercado y los consumidores. De nada nos servirá modificar los procesos, y que se incorporen nuevas tecnologías en nuestro negocio para optimizar los resultados, si los profesionales que componen nuestros equipos de trabajo no están a la altura de las circunstancias.

Por lo que la adecuada gestión de cualquier cambio que comencemos a realizar dentro de nuestro negocio, debe tener su punto de partida por la propia “cultura empresarial”, es decir, por el conjunto de creencias, comportamientos, conductas, valores y objetivos que marcan la manera de actuar de cualquier empresa, tanto dentro de ella en su actividad laboral, como hacia fuera, con el trato y servicio que se le preste a los clientes.

2689892422_43f08b0615_o-1

Cambiar la cultura de la empresa no sólo es importante, es esencial, ya que cada vez será más difícil que un producto o servicio de los que se prestan, se diferencien de los de la competencia, por lo que, el cómo se trate a nuestros clientes, o el cómo nos relacionemos con ellos, será el mayor valor diferencial que podamos tener y ofrecer.

Pero cambiar la cultura empresarial no será fácil, porque es posible que unas veces de manera consciente, y otras, inconscientemente, se ofrezca resistencia a dicho cambio, bien sea por desconocimiento del contexto cambiante y digital, o simplemente pormiedo a cambiar, ya que la palabra “Cambio” suele asustar a muchas personas, y además de asustarles, les cuesta admitirla, porque es una palabra que suele dirigir hacia lo desconocido y les obliga a abandonar su zona de confort, obligándoles a jugar en el mismo tablero pero con diferentes reglas. Ante lo que la principal excusa que se suele poner por parte de los profesionales es la falta de tiempo, y ahora no caben excusas ningunas, y menos aún la de carecer de tiempo para formarse y plantear una estrategia clara y bien definida para afrontar los cambios, porque si en estos momentos de cambio no se busca el tiempo necesario, en un futuro no muy lejano tendrán todo el tiempo del mundo, ya que será muy posible, que sea el propio mercado quien se lo conceda.

Este miedo al cambio, hace que muchas veces se pierdan oportunidades que les permitirían abrir nuevos caminos con nuevos planteamientos, y por lo tanto, continuar evolucionando a la misma vez que lo hace el mercado y los propios consumidores.

Estas primeras barreras que pueden aparecer y frenar la adaptabilidad y el futuro de nuestro negocio, suelen traer consigo otras más, haciendo crecer el freno que nos impida avanzar. Por ejemplo, si existe un desconocimiento del contexto digital, cualquier coste que suponga el incorporar una nueva tecnología para la digitalización de nuestro negocio, parecerá excesivo, ya que no se podrá comprender realmente la finalidad de dicha tecnología ni el beneficio en eficiencia que podría suponer, como del mismo modo, al desconocer el contexto cambiante social y los nuevos hábitos del consumidor, se menospreciaría el trabajo que se tendría que realizar para interactuar de un modo permanente con los clientes a través de los diferentes canales que ofrece internet.

De tal manera que, un primer paso obligado es creer y aceptar que existen cambios, que el entorno se ha transformado y continuará transformando, e intentar comprender el contexto digital y cambiante actual, permaneciendo bien informados sobre los cambios que se vayan sucediendo tanto en el propio sector como fuera de él, ya que dicha información nos mantendrá en alerta para saber hacia dónde se dirige el mercado, como también, en qué lugares y canales se encuentran nuestros clientes y potenciales clientes, para poder estar allí presentes donde están ellos. Sin olvidar la formación, la importancia de tener un plan formativo continuo para todos los profesionales de la empresa será una de las inversiones más rentables que se realicen.

4c995abc04c6c672c444f17e308cb07f

Y, recuerda que el cambio no es una opción, y que la digitalización de la empresa será necesaria, pero que el éxito en la transformación digital para la adaptabilidad y futuro de la empresa no se encuentra en la magnitud de las tecnologías que se incorporen, sino en el grado en que las personas que conforman el negocio se impliquen y abracen las nuevas oportunidades que les brinda este nuevo cambio de época, porque Internet y las nuevas tecnologías acelerarán el progreso, pero las personas son y serán el eje principal de las empresas.

Recuerda que:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s