Sobre la Ira y la necesidad de Venganza…

La clave para la sanación psicológica es la auto-conciencia”

Deepak Chopra

Muchas veces he tenido la oportunidad de entablar conversaciones muy enriquecedoras con profesionales de diferentes sectores, y a día de hoy no me puedo quejar de haber llegado a conocer a personas magníficas, únicas dentro de su mundo, exuberantes, equilibradas y mágicamente “freaks”. Eso sí, también he llegado a conocer gente muy tóxica.

Todo esto de las relaciones humanas  que van y vienen, nos llevan a experimentar muchas veces  situaciones en las que, por ejemplo, confiamos en alguien, y esta persona posteriormente traiciona nuestra confianza, quizás edificada a través de los años, y en un momento dado  nos percatamos de que existe un resentimiento del cual nos cuesta liberarnos… es, digamos, una ira que simplemente tarda un tiempo en desaparecer…

Después de habernos sentido traicionados y a su vez heridos sentimentalmente por una cosa u otra y sobre la base de cualquier tema,  abordamos el asunto generalmente con el mismo tipo de reacción: la venganza.

17472028136_4f81dc31fd_o

Sí, es parte de nuestra naturaleza humana y así somos de emocionales. Por lo tanto, habitualmente la primera reacción es también herir emocionalmente al oponente de la manera más profunda y terrible, devolviéndole el mismo paquete amargo y triste que nos ha dejado con anterioridad, para posteriormente y una vez  opacado y desmembrado el fuego de nuestra ira, apostemos por acabar de escuchar nuestro lado más lógico, ofreciendo finalmente un perdón verdaderamente consciente.

Desgraciadamente, muchas veces estas tácticas de respirar profundamente y  esperar a que la furia se disipe, no nos llegan a funcionar. Por ejemplo, el efecto de las palabras hirientes que utilizamos para con nuestra venganza, con el mero objetivo de hacernos sentir bien a nosotros mismos y a su vez consolarnos; muchas veces entonces este sentimiento  tiende a regresar como un boomerang que se ha lanzado y reaparece donde guardamos  los recuerdos, y esto al final nos hace sentir igual de mal que antes.

Se habla mucho sobre las acciones y medidas psicológicas que se pueden realizar para contrarrestar esos efectos, no llegar a desmedirse en acciones vengativas  y por consiguiente sanar las heridas de la manera más dinámica y rápida. Frases dichas, como éstas a continuación,  funcionan para ayudar a lograr un entendimiento más claro de la propia situación y a su vez comenzar a ser un poco más prácticos en su gestión:

* Cada dolor tiene su propia historia, y por lo tanto, para cada uno de éstos también existe su propio brebaje curativo.  

*Podrás curarte, una vez hayas vuelto a rellenar el agujero sentimental experimentado por la herida en su camino.

* Podrás sanar definitivamente cuando, sinceramente, dejes atrás la necesidad de venganza.

Por ejemplo, una reflexión digamos romántica, de Deepak Chopra, nos expone la sensación que podemos llegar a experimentar cuando por ejemplo, hemos sido traicionados en el amor:

“Sólo las traiciones que infligen daño son aquellas en las que se ha roto un lazo íntimo. El amor (de cualquier tipo y naturaleza) te puede llegar a fusionar con  otra persona la cual puede ser capaz de sentir sus propias emociones tan agudamente como tú mismo sientes  las tuyas. Si has experimentado tal unión, deberías saber que es una clase de realidad digamos, divina…y  por lo tanto cuando ese lazo es rasgado, es como si uno se hubiese quedado sólo a la mitad”

2333989288_0234bfb895_o

¿Y entonces? Después de haber sido heridos de cualquier manera, ya sea en el amor, en la amistad, profesionalmente, etc… ¿Como logramos superar esta etapa para volver a ser nosotros mismos?

Me gustaría citar algunas técnicas/reflexiones (con las cuales estoy muy de acuerdo) que he encontrado leyendo a gente increíble y poco común como Deepak Chopra:

  1. Obtener un cierto desapego de la situación. Alejarte y mirar hacia uno mismo como si fueras el ayudante, no la víctima.
  2. Uno no debe adjudicarse emociones que no se puede permitir por naturaleza. Digamos, no se debe pretender actuar de la peor manera posible, cuando no se es interiormente de esa forma.
  3. Hacer un plan de recuperación emocional puede funcionar. Mirando dónde duele- dónde se siente uno herido – o dónde se ve a sí mismo como víctima… para posteriormente comenzar un saneamiento por etapas. En definitiva, no se debe confiar tan solo en el hecho de que “el tiempo lo cura todo”.
  4. Claro que sí!, sentir el agujero en tu interior, acongojarte, afligirte por ello, pero hacer voto de que lo llenaremos, saldremos adelante comprometiéndonos a comenzar el proceso de superación de esta etapa desde ya.
  5. Compartir nuestros sentimientos con un confidente que haya superado y vivido en alguna ocasión el mismo escenario. Escuchadle!
  6. Trabajar hacia un mañana y tratar de no caer, digamos, en la trampa emocional estática donde reina el típico pensamiento de “lo que pudo o podría haber sido”.
  7. Evitar la autocompasión y dedicarnos a ayudar a los demás para que estén bien.
  8. Evitar el arrepentimiento constante y salir a buscar actividades que construyan nuestra autoestima.
  9. Llenar nuestro tiempo, nuestra mente y tratar el asunto de una manera tanto analítica como autocrítica.

Etc…

Me imagino que diréis que todo esto se dice muy fácil y que en la vida real, de los sentimientos, sensaciones y del proceso del cual les hablo, se les viene a uno encima de una manera mucho más dura de lo que pueden expresar las palabras escritas. Tenéis mucha razón si es esto lo que exactamente estáis pensando… se requiere de mucha objetividad para llevar una programa así disciplinadamente. Ahora, si se ha llegado a leer este artículo hasta aquí, no es sólo porque entretiene, sino porque de alguna ayuda os está sirviendo….o al menos eso espero! 😉

screen_shot_2013-05-08_at_2-37-55_pm

*Tratad de mirarlo de esta manera: Quizás os esté diciendo algo que ya sabéis u os imaginabais con anterioridad, no obstante: ¿A que el efecto del Storytelling marca una diferencia? Efectivamente, y cómo menciono en otro de mis artículos anteriores: Todo está en el Storytellig! Necesitamos siempre leer, escuchar, ver, vivir algo, etc, siempre desde otra perspectiva y otra visualización ajena. Después de esto no hay nada más, o quizá sí, pero ni vosotros ni yo desgraciadamente lo podemos ver. Por lo tanto, un consejo manejado y expuesto desde otra perspectiva, nos puede ayudar a despertar en un momento dado la creatividad que necesitamos para solucionar algún problema en específico.

Por lo tanto y regresando al tema… si estamos en esa situación emocional y triste, con haber llegado a este punto donde os encontráis en este artículo, ya estáis siendo capaces de ver vuestra realidad de otra manera y con otros matices, los cuales os ayudarán a hacer las mismas cosas, pero esta vez quizás de otra manera.

Ahora bien; también podríamos quedarnos como estábamos, quejarnos  de nuestro dolor y mostrar al mundo nuestro sufrimiento eterno, como por ejemplo nos expone una vez más Deepak Chopra:

  1. Vivir obsesivamente preguntándonos sobre el cómo nos han hecho daño y por qué nos pasan a nosotros estas cosas.
  2. Convertir el dolor en un drama continuo.
  3. Llevar un plan de actuación errático y disperso, digamos sin un plan para mejorar.
  4. No mirar honestamente en el agujero dentro de uno mismo porque sea demasiado doloroso o se sienta uno demasiado débil para autocriticarse.
  5. Hablar con las personas equivocadas acerca de nuestros problemas, buscando a los que sólo están de acuerdo con nuestra forma de encarar el asunto, y ampliando por consiguiente nuestro resentimiento y limitando nuestros pasos hacia la superación. Vamos a ver, los que realmente te quieren, también te critican constructivamente.
  6. Puede uno seguir anclado e idealizando el pasado; obsesionada con los buenos tiempos que se han ido.
  7. Dejar que la autocompasión y el arrepentimiento dominen nuestro estado de ánimo.

Etc…

300691105_cdad866a3e_o

*Este tipo de comportamiento lo único que consigue es persistir en el bloqueo de la capacidad de continuar desarrollando y mejorando nuestras técnicas para la superación de los  reveses de la vida.

Si cuando leas este artículo te encuentras en una situación semejante a la presentada anteriormente a través de mis palabras; la consecución de, si no todas, al menos la mayoría del primer grupo de técnicas antes expuestas, te pueden ayudar bastante. Siéntate y escribe sobre un papel dichas técnicas y analízalas una a una. Sé sincero y objetivo, pues  como se ha dicho alguna vez:

La clave para la sanación psicológica es la auto-conciencia”

En conclusión:

La clave es ser bueno y amable consigo mismo. Uno sabe que está avanzando en la superación del dolor cuando comienza a sentirse amable con el que traicionó o hirió sus sentimientos. Repito, me imagino que esto suena imposible cuando el dolor está aun tan presente, pero uno no puede sentir que ha superado esta fase realmente a menos que la sensación de aceptación, tolerancia y no juicio se extienda más allá de nuestro propio interés. De lo contrario, la benevolencia solo enmascara el egoísmo, y la idea de  decir: “estoy mejorando, pero espero que esta persona se pudra en el infierno”, es una contradicción poco conclusiva en su esencia.

10educacion_0

 

 

Evoluciona y hazte cada vez más fuerte emocionalmente!

 

 

 

 

* En la naturaleza humana conviven la imperfección y la dejadez, no obstante, ¿Por qué no camuflar un poco nuestros defectos de fábrica?

Muchos saludos!

Frank. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios