6 preguntas para aprender del fracaso para profesionales y directivos

¿Cómo aprender del fracaso? Los profesionales y directivos que toman iniciativa y buscan la excelencia pueden cometer más errores y recibir más críticas. Si eres una de estas personas debes prepararte para aprovechar las enseñanzas del fracaso.

El hombre es el único animal que tras haber tropezado dos veces con la misma piedra, se vuelve y le da una patada. Moncho Alpuente

No se aprende de fracasar, se aprende de superar los fracasos. Y eso es muy difícil.

Si tras un fracaso quieres mejorar tu vida profesional y la de tu equipo, puedes emplear una técnica de autoevaluación mediante seis preguntas: qué puedo aprender, qué hubiera hecho diferente, qué competencias debo entrenar, de quién puedo aprender, cuál es el próximo paso y ¿te esforzaste lo suficiente? 😉

6 preguntas para aprender del fracaso para profesionales y directivos

 1. Análisis. ¿Que puedo aprender de esto?

Responsabilízate de la parte que ha ido mal por ti. Quizá no todo ha sido culpa tuya pero quizá lo fue en parte. La gente con éxito no pone excusas ni culpa a los demás sino que se hacen cargo del asunto. Se crítico pero constructivo. Intenta analizar con objetividad. Haz una lista de las cuestiones clave de lo ocurrido y analiza la lista paso a paso para encontrar los puntos que puedan servirte de aprendizaje.

2. Alternativas. ¿Qué hubiese hecho de forma diferente?

¿Qué otras opciones tenías? ¿Qué decisiones tomaste? ¿Podrías haberlo hecho de modo diferente? Mirando con perspectiva, ¿qué pasos hubieses dado de modo diferente?

3. Competencias. ¿Necesito aprender o mejorar mis habilidades?

¿El problema te ha hecho ver que no tienes las habilidades necesarias? ¿Cómo podrías mejorarlas? Quizá puedas contar con libros, algún curso o alguna persona que pueda ayudar. Prepara un plan de desarrollo para mejorar o adquirir las habilidades y experiencia que necesitas.

4. Modelos. ¿De quién puedo aprender?

¿A quién podrías pedir asesoramiento? Si te ha visto algún jefe, algún colega de trabajo o algún amigo les puedes pedir feedback y orientación. Mucha gente no pide ayuda porque lo consideran un signo de debilidad más que una fortaleza. No es así, sino que muestra que estás dispuesto a aprender y cambiar. Algún buen amigo estará dispuesto a ayudar.

5. Acción. ¿Cuál es el próximo paso? Elabora un plan.

¿Probarías algo nuevo o algo diferente? Revisa tus metas y objetivos. Esta inversión ha sido un revés en tu camino pero piensa que ha sido algo divertido en lugar de una interrupción. Ahora puedes centrar tu rumbo hacia el nuevo plan.

6. Aceptación. ¿Te has esforzado lo suficiente y has aprendido lo necesario?

Si ambas respuestas son síes, significa que posiblemente has hecho lo que estaba en tu mano para conseguir el objetivo. Tal vez tienes que plantearte un reto más asequible, mejorar tu planificación, tus competencias y tus técnicas o darte el tiempo necesario para alcanzar esa meta.

Autor: Alfonso Alcántara Gómez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s